jueves, 4 de junio de 2009

Pentecostes

Cuando el olvido y la indiferencia nos alejan del hermano:
¡Ven Espíritu de Amor, Bondad y Ternura!

Cuando la incomprensión nos aísla:
¡Ven Espíritu de Sabiduría y Unión!

Cuando la mentira nos envuelve:
¡Ven Espíritu de Verdad!

Cuando las tinieblas nos encubren y envuelven la realidad:
¡Ven Espíritu de claridad y transparencia!

Cuando el egoísmo nos puede:
¡Ven Espíritu de Jesús, ayúdanos a ser para los demás!

Cuando la pereza nos paraliza:
¡Ven y sacúdenos Espíritu de servicio!

Cuando la incredulidad nos ciega:
¡Ven Espíritu Santo y danos sabiduría!

Cuando el desánimo nos domina:
¡Ven con tu Esperanza, Espíritu Santo!

Cuando la debilidad nos puede:
¡Ven Espíritu de Fortaleza!

Cuando la mediocridad es nuestro pan de cada día:
¡Ven Espíritu de Jesús y empújanos a una Entrega Total!

Cuando la tristeza nos amenaza:
¡Ven Espíritu de Alegría y fiesta cristiana!

Cuando la exigencia del Reino nos llama:
¡Ven Espíritu Santo y camina con nosotros!

2 comentarios:

Nimux dijo...

yo tambien tengo un dios, es el mounstro de espaguetti volador, no es un dios vengativo como el tuyo, ni fomenta el que adoremos a idolos de supuestas virgenes folladas, me deja pensar en libertad

Anónimo dijo...

qué sabras tú del Dios en quien yo creo! desde luego se ve que no has leido el texto...